Mantenimiento válula de seguridad



Es importante realizar un adecuado mantenimiento preventivo de las válvulas de seguridad de su compresor, ya que supone la reducción del número de paradas de emergencia o de accidentes que puedan suceder por deficiente funcionamiento de estos elementos y la consiguiente rentabilidad y seguridad de la instalación.

Las válvulas deben ser inspeccionadas con regularidad para comprobar que están trabajando correctamente, verificar que sus distintos elementos no presentan anomalías, así como eliminar incrustaciones o sustancias extrañas, que el asiento del disco de cierre este correctamente, y que el muelle no haya perdido sus características. Esto se hace verificando el disparo a la presión del compresor.

Estas inspecciones, que preventivamente deberían realizarse mensualmente, es recomendable sustituir la válvula de seguridad por una nueva cada cinco años.

Por protección, todo compresor debe de tener una válvula de seguridad. La función de esta válvula es liberar la presión contenida en el tanque cuando esta sobrepasa los límites seguros. Si el compresor no contara con esta válvula o esta válvula se atascara y no funciona, se correría el riesgo de explosión del tanque abriendo las posibilidades de causar graves lesiones a los usuarios y daños en el entorno.





Nunca trabaje su compresor sin que esta válvula de seguridad funcione correctamente.

Todos los compresores STARLINE cuentan con esta válvula, verifique periódicamente que la válvula de seguridad no este atascada tirando de la argolla y liberando aire por un par de segundos como se muestra en la imagen de la derecha. ADVERTENCIA, al liberar el aire se escuchará un gran ruido. En caso de que esté atascada, accionar la válvula varias veces hasta lograr que funcione. En caso de que no se desatasque será necesario sustituir inmediatamente la válvula de seguridad por una nueva.